Espacio silene

Fajas post parto hechas en Colombia

A la hora de buscar fajas post parto, debes tener en cuenta su calidad, material de fabricación y qué tanto podrás usarla tras la recuperación. Hoy te presentaremos las mejores referencias para ayudarte con la movilidad luego de dar a luz o tener una cesárea.

¿Cuáles son las razones para utilizar faja postparto?

La faja post parto es una de las más recomendadas por especialistas de la salud, ¿La razón? Es una de las prendas que nos ayuda a fortalecer el área que ha sido debilitada por el embarazo, entiéndase como el abdomen, el suelo pélvico, la espalda baja y media, la pelvis, entre otros.

Tanto las fajas post parto cesárea como las de parto vaginal, son elementales para tener una recuperación más rápida y menos traumática para nuestro cuerpo.

Algunos beneficios de las fajas postparto…

Reducen los dolores tras el parto:

Las fajas colombianas postparto tienen el nivel de compresión preciso para servir de apoyo al abdomen y la espalda, lo cual termina por disminuir los dolores y previene la inflamación del tejido.

Facilitan la reubicación del útero donde corresponde:

Como bien sabemos, durante la gestación el útero se expande muchas veces su tamaño normal y todo esto debe volver a su condición natural tras dar a luz. Las fajas de maternidad facilitan este proceso y lo hacen más rápido.

Promueven una mejor cicatrización:

En el caso específico de las cesáreas, las fajas post parto completas permiten una mejor cicatrización, ya que mantienen protegida la zona y la herida cerrada. En este sentido, las más recomendadas son las fajas de tela porosa que promuevan una correcta transpiración de la piel.

Proveen mayor movilidad:

En una etapa de tantos cambios a nivel corporal, es normal que cualquier movimiento pueda ser incómodo, pero usando fajas post cesárea estas molestias disminuyen muchísimo, lo que a la vez facilita la atención del bebé recién nacido.

¿Las fajas para embarazadas son las mismas fajas post parto?

No, cada una tiene funcionalidades y características diferentes. Por un lado, las fajas para embarazas vienen adaptadas al crecimiento del vientre para usarlas durante algunos meses de gestación y así aliviar los dolores de caderas y espalda.

Por otro lado, la faja en el postparto ejerce compresión sobre el abdomen para que vuelva a su estado normal. 

Tipos de fajas para después del parto

Hay diferentes tipos de fajas postpartum que varían según el parto (por cesárea o vaginal) y la cobertura.

Hay fajas post cesárea de cobertura completa, desde hombros hasta debajo de las rodillas, por lo general tienen compresión media y son de grado médico.

Mientras que, las fajas para postparto normal tienen mayor compresión y su uso se puede extender a la vida diaria, tras la recuperación. Como las que verás a continuación:

¿Cuándo y cómo fajarse después del parto?

Este es un paso que debes consultar con tu médico, ya que después del parto cada cuerpo tiene exigencias diferentes. Hay quienes esperan a usar faja maternidad cuando ya están por terminar la cuarentena, mientras que otras mamis optan por estrenarla inmediatamente.

En todo caso, debes ser cuidadosa a la hora de ponerte y quitarte la faja para que no afecte las suturas (si tuviste cesárea).

Fajas de posparto que puedes usar después para tu vida diaria

¿Se puede usar cualquier faja de embarazo?

No, no cualquier faja aplica como una de embarazo. Lo ideal es que utilices una exclusiva para ese fin, que se adapte al crecimiento de tu pancita, sirva de apoyo lumbar y no presione tu abdomen. Mismo caso de las fajas para cesárea.

Es importante decir que, las fajas post cesárea (también conocidas como fajas para cesárea estética) deben ser recomendadas y aprobadas por el médico tratante, de acuerdo a las características del parto y las exigencias de tu recuperación.

Usar fajas después del parto es una de las formas más rápidas de sentir que estás nuevamente en tu cuerpo, a pesar de los cambios del embarazo. Por ello, es una práctica muy común.

Las mejores fajas post parto son aquellas que te ayudan a recuperar tu condición inicial, son tan cómodas como para que las puedas usar diariamente y, complementándolas con una buena alimentación y rutinas de ejercicios, podrás perder peso y reafirmar toda el área del abdomen.

En especial, las fajas para después de una cesárea, tienen el beneficio de ayudarte a recuperar la confianza al moverte. Sirven de apoyo para mantener el cuidado de la herida sin tener que renunciar del todo a tu rutina.

Ahora sabes para qué sirven las fajas post parto y cuáles son sus ventajas. No olvides consultarlo con tu médico si planeas utilizarlas. 

Volver a las lista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.