Espacio silene

¿Cómo aprender a aceptar los cambios en tu cuerpo durante el embarazo?

Cambios corporales durante el Embarazo

La maternidad para muchas mujeres es el acontecimiento más importante de la vida, sin embargo, es importante saber lidiar con los cambios corporales que se producen por el embarazo, pues no todo es color de rosa, aunque así pareciera.

Convencionalmente, hemos aprendido a ver el embarazo como una etapa imperativa en la vida de toda mujer, aunque en las nuevas generaciones ha pasado a ser un tema de elección propia debido al gran impacto que puede tener el hecho de dar a luz, a nivel emocional, físico y psicológico.

Cambios corporales durante el embarazo

Los cambios corporales se producen por múltiples factores y pueden variar de acuerdo a nuestra genética, estado del organismo, existencia de patologías especiales, así como el estilo de vida.

Con frecuencia se presentan:

Estrías

Cambios en la piel

Sensibilidad y aumento de los senos

Estreñimiento

Acidez estomacal

Inflamación de piernas y pies

Dolor de espalda

Aumento significativo de peso

Como es de esperarse, estos cambios a físicos influyen directamente en la autoestima de la futura madre, sumado a las alteraciones hormonales que nos mantienen las emociones a tope. Sin embargo, hay recomendaciones muy importantes que, sin duda, hacen el proceso mucho más agradable y permiten que centremos nuestra mayor atención en la maravillosa etapa que está por comenzar con la llegada de un hijo/a.

Como afectan los cambios fisicos durante el embarazo en la autoestima

Y si quieres saber un poco más de cómo será el postparto, entra aquí.

¿Cómo conseguir una adaptación más pacífica frente a tantos cambios en el embarazo

Algunas mujeres en etapa de gestación, cuando empiezan a ver cambios en su cuerpo, sienten que se trata de una especie de “invasión”, pues no son capaces de controlar cómo lucir durante los siguientes 9 meses.

De manera que, lo primero que debemos hacer para aceptar estas modificaciones corporales, concebirlas como algo temporal, que una vez dar a luz y atravesar el reposo con éxito, seremos capaces de lucir bien nuevamente, siempre y cuando exista voluntad.

Ten conciencia de las contradicciones:

Es sumamente importante que mantengas un equilibrio entre los estigmas sociales de belleza y tu imagen propia, antes, durante y posterior al embarazo. En este punto, lo más importante no es lucir bien para que los demás lo noten, sino para que tú lo sientas. Así, tu conciencia y aceptación al cambio serán los mejores aliados.

Si sientes que no puedes sola, busca ayuda:

El embarazo es conocido como una etapa maravillosa para todas las partes, sin embargo, puede impactar a la mujer si toda la atención se centra en la llegada del bebé, más no en las necesidades de la futura madre.

Este hecho puede desencadenar depresiones difíciles de manejar ante un contexto nuevo. Antes de que esto pase, lo mejor es buscar ayuda profesional que te guíe y te haga sentir apoyada durante todo el proceso, bien sea por parte de un terapeuta o incluso una doula.

Trabaja en tu imagen, por y para ti:

Como seres humanos tenemos la capacidad infinita de amar. No permitas que por el hecho de que ames tanto a la personita que está por llegar, dejes de quererte a ti misma. Cuídate, mantén hábitos que te hagan sentir bien y trabaja en tu imagen para sentirte más cómoda con tu cuerpo, a pesar de los cambios.

Recuerda que el autocuidado no es negociable y puedes pensar en alternativas que te ayuden a acelerar el proceso de recuperación, una vez termine el embarazo. La faja postparto puede ser de gran apoyo, si cuentas con la recomendación del médico.

Entra a nuestra tienda para ver todas las opciones ideales para esta etapa.

Estamos donde nos necesites…

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día con todo lo que creamos pensando en ti.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.